Al volante, tolerancia 0,0

María Seguí, la Directora General de la DGT, ha confirmado recientemente que el 36% de los casos en que los conductores han sido sometidos a controles de prevención de drogas han dado positivo. Porcentaje que se ve elevado hasta el 50% de los casos en el que los controles de sustancias han sido realizados a conductores que se han visto implicados en accidentes.

Mientras que en los casos de las pruebas de alcoholemia, el resultado positivo es del 2% en los controles de prevención y se incrementa hasta un 5% si se realiza esta prueba tras un accidente.

María Seguí, asegura estar realmente inquietos con los datos obtenidos tras los test positivos de drogas, y apunta que desde hace varios meses la DGT  insiste sobre el problema que supone para la población el consumo de sustancias ilegales a la hora de conducir.  Asimismo, la directora de la DGT ha apuntado que desde entonces se han puesto en marcha dispositivos especiales para la realización de controles de consumo de drogas.

Control antidrogas

En lo que llevamos de año, ya se han realizado más de 10.000 pruebas de prevención de drogas, esto supone el doble de las que se realizaron a lo largo de todo el 2013. Y en lo que se refiere a test de alcoholemia, ya se han hecho un total de 3.000 pruebas.

“No hace falta que insista en la importancia de esa conducción con tolerancia cero hacia alcohol y drogas”, ha dicho María Seguí, quién también ha aludido a la sanción y pérdida de puntos cuando se trata de controles preventivos, y a las consecuencias penales cuando se trata de un accidente.

La DGT pretende que este tipo de mensajes se tengan siempre en cuenta, pero especialmente  en los períodos del año que coinciden con mayor número de desplazamientos en nuestras carreteras, como ha sido la festividad del 15 de agosto que se convierte en el fin de semana con más desplazamientos del año según ha dicho María Seguí como recoge Europa Press.

También hace especial llamada a la responsabilidad de los conductores, quienes han de ir al volante con una tasa cero de sustancias, al igual que sus acompañantes, para así evitar este tipo de prácticas.

Para que todo ello tenga sentido, Seguí afirma que todos tenemos que poner de nuestra parte, tanto tasas de cero alcohol y drogas como el resto de los dispositivos activados.

Porque al volante, tolerancia 0,0.